Bizcocho de Angel.

by Casa Consuelo
Última actualización: 22 Septiembre 2016
Visto: 1296
Llamado también Angel Cake, el bizcocho de ángel es un clásico de la repostería norteamericana, que se popularizó en el siglo XIX. Se conoce con este nombre por su textura esponjosa, ligera, suave y blanca, características por las que fue llamado bizcocho o comida de ángeles. Tiene menos calorías que un bizcocho tradicional.

Los ingredientes básicos de este bizcocho son clara de huevo, azúcar  y harina. Es importante destacar que esta mezcla no lleva yemas de huevo ni mantequilla. Usamos crémor tártaro en esta receta para estabilizar las claras cuando se baten, reducir el pH de la masa y lograr una miga mucho más blanca. Es importante usar una vainilla de buena calidad para evitar que el sabor de las claras predomine al momento de hornearse la masa.

Siempre es más fácil separar las claras de huevo utilizando huevos fríos, y dejando las claras tomar temperatura ambiente al momento de empezar la receta. El molde que usamos para realizar este bizcocho debe tener un hueco en el centro, removible en el fondo y de paredes lisas, ya que si tienen formas en los lados es más difícil de desmoldar luego de que se ha horneado.

Al momento de retirarlo del horno, pasa una espátula por los bordes del molde, colócalo en una parrilla hacia abajo, y déjalo refrescar en esa posición para evitar que se baje la masa.

Este bizcocho es muy versátil por el hecho de que al momento de servirlo puedes acompañarlo de frutas frescas, cremas, mermeladas o helados, y puedes disfrutarlo junto a una taza de té o de café.

((La receta
¡A hornear!
Ingredientes:
12 claras de huevo

2 cucharaditas de vainilla

1/4 cucharadita de sal

11/2 taza de azúcar granulada

2 cucharaditas de cremor tártaro

1 taza de harina

Preparación:
Coloca el azúcar en un procesador y procesa.

Aparte, bate las claras de huevo, sal, mitad del azúcar procesada y cremor tártaro, hasta que formen picos suaves, cuidando de no sobrebatir la mezcla.

En un tazón, cierne la harina y la mitad del azúcar restante. Cierne nuevamente al momento de incorporarla a la mezcla anterior con movimientos envolventes con una espátula alternando con la vainilla.

Coloca en el molde, preferiblemente de tubo en el centro, sin engrasar y lleva al horno a 325 grados F por 45 minutos. Al momento de retirarlo del horno pasa una espátula por el borde del molde y colócalo en una parrilla hacia abajo hasta que se refresque. Luego, sirve y disfruta.

Wendy Henríquez
Chef repostera de Cocina Gourmet
www.casaconsuelo.net
Instagram: @wendyhenriquez
Cocinagourmet.tv
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.