Al Ritmo del Suspiro.

by Casa Consuelo
on 22 Noviembre 2012
Última actualización: 22 Septiembre 2016
Visto: 1254

BATIR BIEN PARA OBTENER UN SABROSO RESULTADO

El merengue italiano (conocido en nuestro país como ‘suspiro’), el suizo y el francés, son los tres merengues usados en la repostería, tal como lo mencionamos en la publicación anterior.

El suspiro ha sido parte importante de nuestra repostería dominicana por muchos años y permanece como nuestro predilecto en la actualidad, por lo que aún en playas extranjeras, se nos conoce por nuestra masa de pudín y un delicioso suspiro en punto, como cobertura.

Cuando elaboramos un suspiro, buscamos lograr una mezcla con consistencia, textura, brillo y un rico sabor, pero también que nos permita realizar hermosos diseños con las boquillas o puntas.

¡A MEZCAR!
Preparación:?
Al momento de realizar un suspiro es importante seguir al pie de la letra algunas recomendaciones muy importantes, como las siguientes:

• Selecciona siempre huevos frescos.

• Utiliza recipientes limpios, secos y sin restos de yemas de huevo.

• Monta las claras de huevo con el globo de batir, tomando en cuenta que las máquinas de batir eléctricas montan mejor las claras que las manuales.

• El uso de retardadores en el almíbar, como son la glucosa, el sirope de maíz o jugo de limón, aportan brillo y firmeza al suspiro.

• En el caso de los días muy húmedos o lluviosos, puedes usar crémor tártaro al momento de montar las claras, utiliza una cucharadita de crémor por cada taza de claras de huevo.

• Al momento de montar las claras, no las sobrebatas por mucho tiempo, antes de agregar el almíbar. Te recomiendo empezar a montar las claras faltando poco para que el almíbar esté listo.

• Utiliza siempre termómetro de dulce para el almíbar, es mucho más exacto. Este es el utensilio más importante, ya que un almíbar sin la temperatura adecuada es la causa de un suspiro poroso, sin consistencia ni textura.

• Después que el suspiro esté listo, pásalo a otro bowl o envase y refresca moviendo con espátula, en este momento puedes saborizarlo y darle color.

Si agregamos saborizante o color estando caliente puede amargar la mezcla. Luego de estas recomendaciones, estoy segura que puedes disfrutar de un delicioso suspiro.

Merengue suizo Ingredientes:
1 taza de claras de huevo 2 tazas de azúcar granulada 1 cucharadita de vainilla

Preparación:
Lleva a baño de María las claras de huevo y el azúcar. Agita con batidor de mano en forma constante, hasta que el azúcar se haya disuelto a una temperatura de 125 grados fahrenheit, utilizando termómetro de dulce. Lleva a la batidora y monta bien la mezcla, utilizando el globo de batir. Cambia la mezcla a otro envase, deja refrescar y luego agrega la vainilla y el color deseado.

 

Fuente: http://www.listindiario.com/la-vida/2015/07/10/379653/al-ritmo-del-suspiro